¿Qué hacemos?

Año a año los estudiantes realizan proyectos de servicio solidario con la comunidad bajo una metodología participativa y activa entre los actores involucrados. De esta forma, ante las necesidades de la comunidad generan en conjunto un diagnóstico participativo, formulan un proyecto, implementan acciones de mejora concretas para responder a las necesidades y evalúan el logro e impacto de sus acciones.

Planificación participativa

Co-Diagnóstico

Co-Construcción

Co-Ejecución

Co-Evaluación

Etapas

Etapa 1

Contacto Inicial y Co-Diagnóstico

Los estudiantes toman contacto con sus socios comunitarios para presentarse y coordinar lo necesario para el proyecto. Durante esta etapa llevarán a cabo entrevistas, aplicación de encuestas u otras técnicas de recolección de información para conocer las características y necesidades del grupo humano con el que trabajarán.

Etapa 2

Formulación participativa del proyecto

Una vez finalizado el diagnóstico los estudiantes consensuarán junto a los encargados en terreno los objetivos del proyecto y actividades por sesión, y posterior a la aprobación del docente y de los encargados en terreno el proyecto se implementará.

Etapa 3

Desarrollo participativo de la intervención

En esta etapa los estudiantes llevarán a cabo las sesiones de intervención presentándose semanalmente en el día y la hora acordada, salvo excepciones que han de ser conversadas directamente con el encargado en terreno.

Durante el proceso, un Supervisor en terreno visitará las dependencias del socio comunitario para evaluar junto al encargado del proyecto en terreno el desempeño de los estudiantes. En esta instancia estos pueden manifestar sus inquietudes y observaciones.

Etapa 4

Cierre de proceso y co-evaluación

Esta es la etapa final del proceso, cuando los estudiantes y destinatarios evalúan los logros de la intervención y finalmente dan cierre al proyecto y vinculación. En esta etapa ellos deben cumplir con los acuerdos y productos pactados durante el proceso.

Supervisión en terreno de los proyectos

El modelo formativo tiene como punto importante la participación de nuestros Socios comunitarios y/o destinatarios, quienes cumplen un rol fundamental dentro de los proyectos y la formación valórica de los estudiantes y futuros profesionales. A través de la supervisión en terreno el grupo humano con el que se trabaja y la universidad disponen de una herramienta indispensable para un control efectivo de los proyectos.


La supervisión en terreno comprende la observación y seguimientos de cada uno de los proyectos de intervención de los estudiantes, monitoreando el vínculo establecido por las partes, el compromiso evidenciado por los estudiantes y la satisfacción de los destinatarios con el trabajo.